Os vamos contar un poco la historia de nuestra Hot Burrita (Yamaha SR 250).

Todo comenzó en prácticamente una caja, en la que venía guardada una vez pagado el insignificante precio por la que la obtuvimos.

Una vez abierto el motor de la Yamaha SR 250, nos dimos cuenta cual era la razón de su bajo precio. Hablando con el anterior propietario, nos comento que la moto había estado abandonada a la intemperie bajo unos viñedos por la zona Do Salnés.Os vamos contar un poco la historia de nuestra Hot Burrita (Yamaha SR 250).

Todo comenzó en prácticamente una caja, en la que venía guardada una vez pagado el insignificante precio por la que la obtuvimos.

Una vez abierto el motor de la Yamaha SR 250, nos dimos cuenta cual era la razón de su bajo precio. Hablando con el anterior propietario, nos comento que la moto había estado abandonada a la intemperie bajo unos viñedos por la zona Do Salnés.

El motor se tuvo que rehacer prácticamente entero. El resto de la moto se desmontó todas y cada una de sus piezas para sanearlas, pintarlas, etc..

Metimos radial en varias partes del chasis, entre otras, el voladizo posterior del asiento y parte del subchasis para poder subirla de recorrido de suspensión en la parte trasera.

El asiento se hizo a medida del nuevo soporte, co una espuma de alta densidad y tapizado con serraje negro, utilizando la parte interior de la pieza para la parte exterior del asiento.

El manillar pertenece a una Famel, marca portuguesa de motos muy popular en la época de los 60, 70 e incluso 80. Si, esas motos de motores de poca cilindrada de dos tiempos, que surcaban las carreteras de país vecino, con normalmente mas carga y pasajeros de lo permitido.

Las ruedas son unas Coker Firestone ANS Military, son una reproducción del Firestone ANS, que era el modelo de neumáticos que montaban los modelos de motocicletas militares WLA. Continuando en esta línea, se le puso un foco delantero redondo con protección metálica. También muy característico de las motos de esa época.

El depósito, mantuvimos el original pero con un acabado en óxido. Estuvo sumergido durante dos semanas en agua de mar, una vez fuera, paramos el proceso de oxidación con barniz mate, ya que si lo dejásemos continuar, ahora mismo creo q no existiría depósito.

En cuanto a la parte eléctrica, se ha simplificado al máximo y se escondió el cableado por el interior del chasis. También se cambió de sitio la llave de contacto, su sitio original era en el manillar y ahora se encuentra bajo el asiento.

Fotografía por Janite

 

yamahasr250-1

yamahasr250-2

yamahasr250-3

yamahasr250-4

yamahasr250-5

yamahasr250-6

yamahasr250-7

yamahasr250-8

yamahasr250-9

yamahasr250-10

yamahasr250-11

yamahasr250-12

yamahasr250-13

yamahasr250-14

yamahasr250-15

yamahasr250-16