Mad Max, no cabe duda que marcó un antes y un después en la era de la estética Post- Apocalíptica. Ataviados con plumas y otros restos de animales, mezclándolos con cadenas y utillaje de la primera revolución industrial. Todo esto combinado con violencia, velocidad y algún destape que otro, era el cocktail perfecto para cualquier pre-adolescente de nuestra época. Y sin mencionar los dos rombos rojos que aparecían al inicio del largometraje, definiéndola como película ni apta para menores, esto lo hacía todavía más interesante!!!.

Ya se ha escrito mucho sobre la primera entrega de la saga, la más autentica, aunque las otras también tengan su interés. Ya que prácticamente se hizo con un presupuesto como para hacer un cortometraje de escuela de hoy en día. Por no mencionar que muchos de los actores secundarios y pilotos del film, eran miembros de una banda de moteros australianos.

Así que la diversión y el azar crearon una obra maestra, no con pocos quebraderos de cabeza y contratiempos de la mano de George Miller.

Pero aquí no estamos para darle mas brillo a esta película (que se lo merece, ojo!!) sino para ver las preparaciones de la nueva entrega, el remake Mad Max, The fury Road. Atrás quedan las Kawasaki KZ 1000 de Jim Goose y la Z900, junto con las honda CB 750 y 900 de la época. En esta nueva entrega podremos ver un atrezo de lujo para motos tanto clásicas como actuales, que van desde una Honda Goldwing hasta una gas gas de trial pasando por una BMW R low ride.

Basculantes kilométricos, cuero curtido y mucho óxido hacen de esta nueva entrega de Mad Max una joya a lo que dirección artística se refiere.

Aquí os dejamos unas cuantas monturas para vuestro deleite!!!!!

Imágenes Motomag.com

 

madmax01

madmax02

madmax03

madmax04

madmax05

madmax06

madmax07

madmax08

madmax09

madmax10

madmax11

madmax12

madmax13

madmax14

madmax15